Saturday, December 11, 2010

¡Otro más, y vamos por el próximo!



Cuando volví de Japón elegí seguir estudiando japonés, como una forma de aprovechar lo recién adquirido y de abrir puertas a próximas idas.
Recientemente salvé la última prueba de tercer año y pasé a cursar cuarto, esta vez con el agregado de ser Asistente de cátedra durante 2011.
Como si no tuviera nada más que hacer, digamos...
No deja de ser un lindo estímulo seguir en contacto con, y aprendiendo sobre ese país "de otro mundo".



El certificado 2010



Friday, December 10, 2010

Torre de Tokyo (東京タワー)

Para los que pedían material de Tokyo. Grabado desde la Tokyo Tower en 2007.



Música de Miku Hatsune© (CRYPTON Future Media)


Tuesday, November 9, 2010

Cataratas del Iguazú

Luego de un mes de haber vuelto, uno decanta los recuerdos y puede contar en forma más concisa sobre un lugar inagotable.

Las famosas Cataratas de Iguazú están sobre el río de ese nombre, afluente del Paraná. La unión entre ambos ríos se da pocos quilómetros luego del salto. En esa confluencia, conviven tres ciudades muy diversas, Foz do Iguaçu en Brasil, Ciudad del Este en Paraguay, y Puerto Iguazú en Argentina.

www.flickr.com
Al actualizar la página cambia la secuencia de fotos.

La primer impresión al llegar a Puerto Iguazú, Argentina, es la del orden típico de cualquier ciudad que vive del turismo. Toda la infraestructura relacionada con él, está en buenas condiciones y funciona. Calles, avenidas, hoteles, restaurantes, paseos, etc., son bien aprovechados (y correctamente usados) por turistas y lugareños.

La oferta hotelera es abundante. De todo tipo y calidad, y medianamente llena todo el año. Saliendo de Puerto Iguazú hacia el este, luego de unos 15 km se llega al parque nacional donde están ubicadas las cataratas. Una orilla está en Argentina, la otra en Brasil. Para visitar el lado argentino hay que entrar por el parque del lado argentino (no es una obviedad). Para visitar las mismas cataratas pero viéndolas desde la orilla brasileña, hay que salir de argentina, hacer la entrada a Brasil a través de aduana y migraciones (trámite muy sencillo en sentido Arg. -> Bra), y recorrer el tramo desde Foz do Iguaçu hasta el parque nacional brasilero.

Si bien entrar y salir de estos países es sencillo, usualmente Argentina pone trabas y demoras para cualquier trámite; por lo que hay que prever que salir y entrar de Argentina puede llevar una hora y media, o dos, (solamente hablando del paso de frontera) dependiendo de la cola de autos/gente que haya.

Los parques nacionales están bien preparados para el turismo. No solo se puede visitar las cataratas, recorriendo sus cercanías caminando sobre pasarelas elevadas, sino que también hay paseos accesorios, rapel, canotaje, "safaris" en jeep, observación de animales, restaurantes, atención médica, souvenirs, etc.

Es necesario pagar una entrada al parque, que incluye la visita a las cataratas y poca cosa más.
Para el resto de los paseos, se cobra una entrada que varía entre los 400 y 1000 pesos uruguayos, unos 20 a 50 dólares al cambio de hoy. Aceptan cualquier moneda del Mercosur, euros, dólares y tarjetas de crédito.

Tuesday, October 19, 2010

Más viaje: Posadas


Al final de la segunda jornada de viaje llegamos a la ciudad de Posadas, capital de la provincia argentina de Misiones.

Lo primero que nos llamó la atención fue la ancha avenida de entrada con gigantes carteles luminosos perpendiculares a la calle.


Lindo bicherío tenía en el parabrisas, después de dos días de viaje.


Guiados por el GPS directamente hacia el hotel, llegamos en pocos minutos.
Nada mal, con decoración de anciano pero bastante limpio, la hostería Maryland resultó del todo recomendable.

La gente que la atiende es súper amable, hay estacionamiento dentro de la edificación, y la habitación y el baño lucían impecables. El desayuno, incluido en la tarifa, resultaba bastante regular. Pero para lo que necesitábamos, sobraba.

Recepción del hotel.


Baño de la habitación.


La habitación, muy prolija (antes y después de nosotros)



El desayuno "Continental".


La ciudad es un damero perfecto. Tiene muy pocas calles que rompan un cuadriculado bastante práctico para moverse, cuando uno no conoce.
Cada ciertas cuadras, de N a S y de E a W, hay avenidas muy anchas y muy cómodas para moverse en el auto. Nos llamó la atención la duración de los semáforos. Fácilmente, demoraban un minuto o minuto y medio en cambiar a la siguiente secuencia. Lo mismo en Brasil, pero ese será otro cuento.

Esperando ser atendidos en un bar de la rambla.


La plaza principal en el centro.


La alcaldía, municipalidad, o como le llamen.


Otro ángulo de la plaza (ese día había 30 grados)


La ciudad tiene muy buenos precios, aunque una oferta limitada de lugares para comer. Básicamente, todos los bares y restaurantes ofrecen "Pizza y lomo". Le dicen lomo a una especie de chivito uruguayo, pero sin acompañamiento. Nos fue difícil encontrar un lugar para comer pasta, o parrillada, por ejemplo. Por supuesto que nos movimos en las zonas de más movimiento y, sin conocer, es fácil interpretar que falta otro tipo de lugares. Pero dado el tamaño de la ciudad, y todo lo que recorrimos, creo estar en lo cierto. (Si alguno me quiere desaznar, adelante).

La zona más visitada es la rambla. Construida hace relativamente pocos años, es un lugar ideal para caminar, trotar, descansar, y ver gente. Los viernes y sábados de noche (domingos, incluso), vimos que se llenaba. También hay mucha oferta de restaurantes, de todo tipo.

Edificación en la rambla.


La rambla vasta y plana.


El puente que une a Posadas con Encarnación, con el
chiquito descansando y muy embarrado, luego de tantos km.


La gente disfruta del río Paraná.


Parecido a Piriápolis, ¿no?


Capítulo aparte merece la ciudad de Encarnación, en Paraguay. Separada de Posadas por un puente de un par de km, es el lugar ideal para comprar electrónicos a bajo precio si la locura de Ciudad del Este. Como dije, capítulo aparte :-)

La sensación que nos quedó, fue la de una ciudad bastante limpia y segura. De un nivel medio y parejo, populosa, y de gente muy educada. Fue un placer hacer base ahí.

Uno de los carteles más bizarros que haya visto.


Un cartel de Pare al comienzo de una cuadra.
Insólito, si no fuera por la escuela que hay ahí.


Luego de un par de días, fijamos rumbo hacia Puerto Iguazú, 300 km al norte, donde estuvo el verdadero disfrute del viaje.

Por ahora, que el disfrute sea esta entrada del blog. ¡Salud!

Thursday, September 30, 2010

Poniendo orden




Luego de un par de días de arribado nuevamente al paisito, aprovecho unos minutos libres para contarles más sobre el viaje por el Mercosur.
Ahora, más tranquilo, puedo entrar más en detalle en algunos aspectos que más me llamaron la atención.
En el mapa se ve el recorrido que hicimos en el auto. Ida y vuelta.
Desde Montevideo, manejamos 500 km hasta Rivera, en el límite con Brasil.
En ese tramo no hubo muchas variantes en el paisaje. Lo más notorio fueron los cerros chatos, formaciones con la cima completamente plana, durante varios km. Muy curioso.

Luego, la geografía cambió completamente. Al entrar en Brasil, pasamos a una zona de morros muy juntos, muchísima vegetación -menos pradera que en Uruguay-, y carreteras muy sinuosas.

Todo ese tramo lo manejó Caro, así que me dediqué a tomar fotos, descansar, y hacer chistes con Pablo, que iba en el otro auto, a través de los handies.

Al salir de Brasil nos encontramos con una aduana e inmigraciones inexistente. Suena paradójico, pero es que el edificio estaba, pero sin nadie que nos pidiera nada.
Aparentemente Brasil tiene poco o ningún requerimiento para con los viajeros, y simplemente pasamos de largo rumbo al puente que lo une con Argentina en ese punto: Uruguaiana - Paso de los libres.

La aduana tapiada.

Al ingresar a Argentina la cosa fue completamente distinta. Muy estrictos, nos pidieron nuestra documentación, la del auto, llenar varios formularios, etc.

En ese punto llenamos el tanque del auto, porque en Argentina es mucho más barato que en Brasil y en Uruguay, y de todas formas teníamos muchísimos quilómetros por delante.
Un café rápido, y a la ruta nuevamente a hacer los 350 km restantes hasta Posadas, en el límite con Paraguay.

Ahí empezó lo que se podría llamar "lo peor" de la ruta: muchos camiones viajando muy rápido, carreteras de rectas muy largas y planas, y muchos autos queriendo pasar al camión de adelante, antes de hacerlo uno. Ahí se empezó a percibir el manejo semisuicida de los argentinos, por supuesto, muy similar al de los uruguayos, con la diferencia que ellos respetan los carriles delimitados por las líneas punteadas.

Una pausa en el camino.

Continuará...

Thursday, September 23, 2010

Viaje mercosuriano III

El calor aflojó hace casi 4 días cuando empezó una tormenta que nos sigue acompañando. Parece que vino para acá al norte.
Hoy fuimos a las cataratas pero por la entrada brasilera, en la orilla sobre Brasil, y son espectaculares. Disfrutamos mucho.

Decidimos quedarnos un día más acá, y uno menos en Posadas, manteniendo la fecha de vuelta, porque no nos da el tiempo para recorrer todo. Como acá no hay lugar (en el hostel) tenemos que salir ahora o mañana a buscar otro. Por suerte hay mucho y en el auto todo es más fácil.
Hoy estuvimos en Ciudad del Este. Un despelote. Parece Beirut en los años 80. Todo en mal estado (o casi todo), gente armada en la puerta de las tiendas, un relajo absoluto en el tránsito, sin ningún tipo de regla, con niños corriendo al lado del auto golpeándote la ventanilla para que vayas a comprar a la tienda que te recomiendan... etc.
Divina experiencia. Lástima no habernos podido quedar más. Uruguay es primer mundo al lado de ese lugar... y al lado de varios otros de por acá. Como no resultó ser tan tan barato, dejamos para comprar alguna otra cosita en Encarnación, a la vuelta. Si se puede, si no, no nos importa. El viaje, las ruinas, las cataratas, pagan la venida con sobras.
Como nos cansamos del problema con la memoria de la cámara (extraviamos el cable para descargar las fotos), elegimos comprarnos a la apurada un lector de memorias (ridículamente barato, por supuesto), y resolver el asunto.
Recomendación: venir con mucha paciencia para manejar. Nadie respeta nada, salvo los brasileros (no todos) y algunos argentinos. Las reglas son al revés, y las velocidades el doble. No apto para estresados al volante (como yo era antes, je.)

Tuesday, September 21, 2010

Viaje mercosuriano Parte II

Sin poder subir fotos, vaya a saber uno por qué, acá están las últimas novedades del viaje:

Van ya un par de días desde que llegamos a Posadas.
Sin contratiempos, nos encontramos con una ciudad bastante limpia y tranquila.
No hay gente pidiendo en las calles, no está llena de graffitis o tags, no hay basura, en general, aunque se nota que la infraestructura está bastante deteriorada.
La gente es muy muy amable. En el hotel, que está bastante bien, estamos siendo muy bien atendidos.
El nivel, en general, es medio chato. Se nota que no es una provincia con recursos. Hay zonas bastante delimitadas entre casas lindas y grandes, cerca de la costa sobre el Paraná, y el resto. Pero no hemos visto pobreza.

Hoy de tarde cruzamos el límite internacional, un puente de 3Km sobre el Paraná, y pasamos un rato en Encarnación, Paraguay, comprando algo de ropa y unos pocos electrónicos. Los precios son ridículamente baratos para nosotros, aunque solo se puede volver con valores por 150 dólares. Una lástima que Argentina sea tan estricta con eso, porque los brasileros pueden volver con 350, y eso da para bastante más. Sobretodo teniendo en cuenta que ninguno de esos electrónicos baratos se produce en Argentina.

Allá también resultó todo el mundo muy amable. Y no tan pesados como nos habían dicho previamente. Por supuesto que todo el mundo intenta venderte algo, que entres a su tienda, etc., pero al primer "no", nos dejaban en paz.
Se trataba de un barrio solo de comercios, tiendas grandes en general abarrotadas de radios de auto, computadoras, celulares originales y de los otros, etc. Todo muy sucio, barro rojo por todos lados porque la tierra en esta zona es precisamente, roja. Muy roja.

Como el tiempo es escazo, no voy a contar más ahora. Estamos en un ciber que encontramos yendo hacia el centro a cenar, y lo más probable es que compremos algo para comer por acá nomás, y volvamos al hotel. Dicho sea de paso, no hay casi lugares de comida que no sean de pizza o "lomo" (una especie de chivito más bien alargado). Parrilladas, vimos una sola, por ejemplo.

Sé que este relato puede resultar un poco vago, pero hay mucho por hacer y muy poco tiempo, así que en otro momento seguimos.

No hemos comido cosas raras, salvo algo llamado Chipas, que es básicamente un pan con gusto a queso y anís, bastante rico. Estamos bien, contentos, disfrutando y cumpliendo con lo planificado.

El auto se porta como si fuera un 0 Km. Y el GPS, la verdad, para viajar, es un hit.

Sin más novedad, hasta la próxima!

Friday, September 17, 2010

Vacaciones mercosurianas

Desde mañana, y durante diez días, voy a estar recorriendo los cuatro países del Mercosur con Caro, en el auto.
La primera parada va a ser Rivera, en el límite con Brasil, donde pasamos una noche para recomponernos del viaje. Al día siguiente salimos bordeando Uruguay, pero desde el lado brasilero, hacia Posadas, en Argentina. Ahí haremos base para otros paseos dentro de Argentina y Paraguay, como las Ruinas Jesuíticas y la casa de Horacio Quiroga en Misiones, o Encarnación y Ciudad del Este en Paraguay.
Otros destinos serán Cataratas, Represa de Itaipú, Alem...
Son unos 1100 Km hasta Posadas desde Montevideo. Otros tantos para volver, y quizás, otra cantidad igual recorriendo internamente; le espera un lindo ajetreo al Peugeot.


Con todo pronto, y ganas de terminar rápido la jornada de trabajo de hoy, pienso tomarme un ratito para planificar fotos que luego iré subiendo al blog, a medida que vaya contando el viaje.
¿Hay alguien que viva por ahí que me pueda dar recomendaciones de compras en Encarnación?

¡Adiooooos trabajo!
¡Holaaaa vacaciones!


Friday, August 6, 2010

La fuerza de la razón

Quiero contar algo digno de alguna otra parte del mundo.

Hace cosa de un mes, fui a pagar el alquiler mensual de mi apartamento a un local de una cadena de cobros, llamada Abitab.
El monto no era exacto, y terminaba en ,24 (veinticuatro centésimos).
Pocos días antes habían dejado de tener valor de circulación las monedas de 50 centésimos, teniendo que hacer los redondeos al valor entero más próximo.
Como es natural, terminando en ,50 o menos, se redondea al valor inferior, y precios que terminan en ,51 deben redondearse hacia arriba. Sentido común, ¿o no?
Resulta que en este local de cobros, la cajera que me atendió decidió redondear a su favor (hacia arriba). Cuando conté el vuelto, le dije que le faltaba darme un peso.
Me contestó que no, que ella redondeaba así.
Le pregunté cuál era su criterio, y me contestó "Yo redondeo como me conviene. Vos querés redondear como te conviene a vos."
Esto derivó en una discusión, amable pero absurda, sobre por qué se quería quedar con parte de mi vuelto.
Ante tanta necedad, decidí irme y hacer la consulta posteriormente en Defensa del Consumidor (Área del Ministerio de Economía y Finanzas).
Muy amablemente me atendieron, y me confirmaron que, efectivamente, existe cierta reglamentación que rige el redondeo, y que me daba la razón en el asunto.
En este momento es bueno aclarar que $1, al cambio de hoy, equivale a 5 centavos de dólar; o sea, casi nada.
Me tomaron los datos y me dijeron que iban a comunicarse con la casa central.
La semana pasada me llamaron de Defensa del Consumidor, para pedirme que mandara una imagen escaneada del ticket correspondiente a ese pago, directo a las oficinas centrales de esa red de pagos.
Con más curiosidad que esperanzas, envié el ticket.
Al día siguiente, me volvieron a llamar para notificarme que mi peso estaba a mi disposición en el mismo local del problema, y que pasara cuando quisiera a retirarlo.
Inesperado, pero cierto.
Obviamente fui a buscarlo, y hablé con el dueño de la sucursal, quien me explicó que no conocían la reglamentación y que a partir de mi caso había estado hablando con los empleados y que, en adelante, ya sabían cómo proceder con los redondeos.
Satisfecho del funcionamiento de Defensa del Consumidor y, por qué no decirlo, de la actitud de la red de pagos, es que les dejo esta foto con LA moneda.


No sé si guardarla como un recuerdo de las molestias que provoca la gente mal educada y ventajera, o de el avance que ha tenido el país en respuestas hacia la gente.

Wednesday, July 21, 2010

Campeón de campeones


Durante toda la actividad de Uruguay en el Mundial, me quedó bastante claro quién era el mejor jugador de la Selección: Jorge Fucile.
Era increíble cómo llegaba a cada pelota, cómo marcaba y cortaba las jugadas del equipo contraro con una limpieza perfecta. Ahí estaba, siempre que había peligro, en el lugar justo y en el momento exacto, cortando el ataque en seco.
En seco como cuando cayó de cabeza en el partido contra Ghana y quedó desvanecido en el suelo durante el minuto y medio que la televisión se encargó de pasar la repetición una y otra vez, para gusto de su familia. "Se me oscureció todo y no podía mover los brazos, tenía todo el cuerpo tenso", dijo anoche en su visita al canal donde trabajo. A los cuatro minutos, volvió a entrar a la cancha.
Yo no soy de admirar gente, en el sentido de creer a alguien superior o con capacidades mágicas. Pero si uno tuviera que tomar el esfuerzo de alguien como norte, podría ser el suyo.



Wednesday, May 12, 2010

Nuevo aeropuerto en el área metropolitana

Y muy Cool.
El nuevo aeropuerto de Carrasco, inaugurado recientemente, deja atrás el vetusto y querido Aeropuerto Internacional Cesáreo Beríceo (si, ese era el nombre, para los que no lo sabían).


Aeropuerto nuevo (clic en la foto para ampliar)


Fachada del aeropuerto viejo


El fin de semana pasado, me di una vuelta con mi chica por la nueva instalación, para curiosear un poco y grabar este videíto que les dejo. ¿Alguien sabe cómo se llaman esos bichitos rodantes?


video

Monday, May 10, 2010

Una computadora para cada niño

A partir del año 2005, a iniciativa del gobierno entrante en ese momento, se definió como prioridad que cada niño en edad escolar del país tuviera un laptop. Este proyecto se denominó Plan CEIBAL, que quiere decir "Conectividad Educativa de Informática Básica para el Aprendizaje en Línea". Como aclaración, el Ceibo es el árbol que da nuestra flor nacional, y un ceibal es un bosque de Ceibos.




Después de evaluaciones de equipos, software, logística, etc., se decidió entregarle gratuitamente a cada alumno de escuelas públicas (más tarde se definió la estrategia con los estudiantes privados), un laptop irrompible, con teclado de goma, doble tarjeta de red inalámbrica, memoria flash, tres puertos usb, cámara y micrófono integrados, pad táctil, en fin, muy completa.
El software elegido es una distribución de Linux diseñada especialmente para este plan.

Este software está pensado para integrar el trabajo entre todas las computadoras de una clase, de forma que se pueda aprender cooperativamente. Cuenta con todas las funcionalidades de un laptop "común", y un control centralizado en Montevideo, gracias al cual se puede resolver problemas con la máquina en forma remota, e incluso bloquearla completamente, en caso de robo. Hasta el momento, esto no ha sido un problema. Cada niño tiene su equipo, y no son objetivo de los amigos de lo ajeno. Por otro lado, sería imposible vender uno de estos laptops.



A partir del Plan Ceibal, todas las escuelas del país ofrecen internet en forma inalámbrica exclusivamente para estos laptops, los cuales funcionan como repetidoras para aquellas computadoras que se encuentran más alejadas de las escuelas y no les llega la señal directamente.
Para algunas escuelas rurales, que no tenían línea telefónica, se instalaron estaciones de microondas para hacerles llegar la señal de internet, y en los casos más aislados, directamente bases satelitales.



A nivel social, este plan ha significado una revolución en cuanto a la alfabetización digital, la integración, y la democratización del acceso a la información. A su vez, este plan ha sido complementado con centros de enseñanza informática en todo el país, con lo que adultos y niños, que nunca habían tenido contacto con una computadora, hoy en día tienen integrada esta posibilidad a la vida diaria de forma natural.





Esto es un pantallazo de este proyecto, del cual merecen más difusión aspectos como el voluntariado gracias al cual funciona el soporte técnico, o el desarrollo nacional de estrategias y tecnologías para hacerlo posible. Por más información, les recomiendo visitar la página oficial, o algunas páginas que acompañan el proyecto, como esta, o esta.

Sunday, March 21, 2010

El ahorro es la base de la fortuna.

Les dejo este videíto para que tengan un minuto de entretenimiento ;-D

¡Gracias chanchos!


Monday, March 15, 2010

¡San Felipe!


Hace dos días me saqué las ganas:
después de 5 años de no correr, por problemas en mi rodilla izquierda, el sábado participé nuevamente en la carrera San Felipe y Santiago, de 10 Km de longitud.

Es una carrera que organiza la Intendencia de Montevideo desde hace 15 años, en la que no pude participar después del año 2005, cuando una rótula se hizo cargo de darle impulso a mi panza.


Antes

Después de haberme probado durante todo febrero, haber mejorado paulatinamente los tiempos, y cerciorarme de que el problema de la rodilla estaba superado, el sábado 13 a las 19 hs. volví a sentir la motivación de una rambla llena de gente animando a la salud.

Ancianos, mayores, jóvenes y algún niño (pocos, la verdad) corrieron estos 10 Km bordeando la ciudad, desde el barrio Carrasco hasta el barrio Pocitos, en el límite con Punta Carretas.
El clima ayudó, estaba incluso algo fresco, y creo que no hubo situaciones complicadas con gente desmayada o cosas así, propia de años anteriores.

Todavía no sé cuánta gente hubo inscripta. Mi número era el 4772, y me inscribí cerca del límite final, asi que supongo que había unas 5 mil personas.

Felicitaciones a todos los que corrieron, caminaron, se divirtieron, compitieron, acompañaron y apoyaron, porque el fin último de esta carrera es promover la salud.

Gracias a mi prima Lourdes, profesora de Educación Física, que me orientó en el re-entrenamiento y me dió el último empujoncito para agarrarle confianza a mi rodilla y anotarme para correr, y a mi súper novia, que estaba tan entusiasmada como yo, y es la responsable de llevarme por el camino de la buena salud.


Después


Con mi prima Lou.





Poniéndome el chip

El tiempo individual se controlaba con microchips,
que registraban el momento exacto de salida y el de llegada.

Thursday, March 4, 2010

Fuego oriental


El cielo por estos lados a veces nos regala asombros.
Esta foto fue tomada el 7 de febrero desde la ventana de mi cuarto, con mi camarita Benq 640 sin ningún retoque posterior, con balance de blancos automático, y algo de zoom digital.

Increíble, ¿no?

Recomiendo hacerle clic y verla a tamaño original.